Día 5 - Campamento – Merzouga - 475 revisiones en la primera parada de la Fundación Alain Afflelou

Tras hacer noche en el Campamento del Desierto, durmiendo en las clásicas haimas beréberes bajo un precioso cielo estrellado, el grupo de voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU recorrió los escasos mil metros que les separaban de Fezzou para cerrar una cifra increíble: 475 revisiones en total, no solo de la población de Fezzou sino de los alrededores, ya que algunos llegaron tras caminar varios kilómetros a pie.

Jornada casi en exclusiva dedicada a los niños de las escuelas de pueblos cercanos. Algunos, como decía Verónica, “algo temerosos ante el autorefractómetro”, lo que conllevo algún que otro lloro que nuestras voluntarias consiguieron tornar en sonrisas. Y es que, tal como comentaba Eli: “muchas veces no decían nada, solo nos abrazaban y nos sonreían, lo que nos daba un empujón anímico para seguir trabajando”.

A mediodía, los lugareños aprovecharon para mostrar las bondades de Fezzou. Visita a la Kasbah, con más de dos siglos de antigüedad, para de nuevo ser homenajeados con platos de la zona. Las voluntarios cogieron fuerzas para el empujón final.

Reparto de multitud de gafas de sol para proteger, sobre todo, a los pequeños del abrasador desierto y es que “no solo se trata de solucionar los problemas de visión, sino también de prevenirlos”, cómo decía Inma que vivió, como todos los voluntarios, momentos muy emocionantes.

El mejor resumen de estos dos días en Fezzou, una frase de Cristina: “No es tanto las revisiones o el trabajo, sino conseguir que sonrían. Ese ha sido el mejor premio”. Y, sin duda, lo consiguieron.

Increíble despedida de las voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU que se desplazaron hasta Mezouga, para descansar cercas de las dunas.

Show Comments

Comments are closed.