¿Cuáles son las etapas en la visión de un bebé?

¡Crecen tan rápido! Es una expresión muy común sobre los  chiquitines de la casa , que refleja la la tremenda evolución de los bebés en sus primeros meses. La visión de un bebé pasa por muchos cambios durante su primer año de vida.

En cada revisión médica , el pediatra revisará tu bebé para controlar estos cambios y asegurarse de que el crecimiento y desarrollo en todas las facetas de su fisonomía está evolucionando correctamente.

Los padres primerizos siempre tienen muchas dudas, por eso saber qué cabe esperar de cada etapa puede ayudarte a comprobar y disfrutar el desarrollo visual de tu hijo con más tranquilidad. Y además siempre es un añadido satisfacer la curiosidad de saber cómo tu hijo ve en cada momento de su crecimiento en su primer año de vida. Si tu bebé nació prematuramente, los hitos de desarrollo de la visión que proporcionamos a continuación se basan en la fecha prevista de parto de tu bebé, no en la fecha en que nació.

La visión de un bebé durante su primer mes

Al mes de nacer, tu bebé empieza a   dirigir su mirada hacia objetos cercanos a él, sobre todo objetos brillantes. Y aunque no ven nítido, se empiezan a desarrollar tanto la acomodación como la convergencia, dos procesos necesarios para el desarrollo de una buena visión.

Es una etapa en la que ven monocularmente, es decir no son capaces de ver todavía con los dos ojos a la vez De 2 a 4 meses Es la etapa en la que van mejorando su sistema motor, de tal forma que empiezan a seguir con su mirada objetos en movimiento..

Durante los primeros dos meses, los ojos de los bebés siguen sin  coordinarse  bien, por lo que  puedes notar que sigue cruzando los ojos o desvía uno de ellos.

¡No te preocupes! En la mayoría de los casos, esto es normal y eventualmente se corregirá por sí mismo. Sin embargo, si uno de los ojos de tu bebé se vuelve constantemente hacia su nariz o hacia afuera lejos de la nariz, háblalo con tu pediatra.

Aproximadamente a los tres  meses de edad, los bebés pueden contemplar su mano a diferentes distancias y jugar con ella o los juguetes que le rodean.

De 5 a 8 meses

Alcanzar, reconocer y recordar. En esta etapa la capacidad del bebé para ver cuán lejos está de un objeto (lo que se denomina percepción de profundidad) se ha desarrollado mucho. Ya comienzan a trabajar los dos ojos a la vez (etapa binocular), es decir los dos ojos se alinean y empiezan a mirar simultáneamente el mismo objeto. Si notas que esto no sucede, habla con su pediatra.

Debido a la binocularidad  empieza a ver el mundo en tres dimensiones y lógicamente mejoran en su destreza para alcanzar objetos tanto cercanos como lejanos. También tienen una buena visión del color en este momento, aunque no tan desarrollada como la de un adulto.

En esta etapa, el bebé puede reconocer a su padre o madre en una habitación y sonreírle, y puede ver objetos situados afuera cuando mira a través de una ventana. Incluso pueden recordar lo que es un objeto, aunque sólo vean una parte del mismo.

Los bebés generalmente comienzan a gatear alrededor de los ocho meses de edad, y esto mejora aún más la coordinación entre los ojo-mano , los movimientos oculares, el reflejo postural y los músculos del cuello y del tronco.

De 9 a 12 meses

Sobre los nueve meses, tu bebé es capaz de juzgar la distancia bastante bien de forma que es capaz de sujetar un objeto entre el dedo pulgar y el índice.

Por lo general, hacia los nueve meses, los ojos de tu bebé tienen ya su color final, aunque no es raro que veas algunos cambios leves más tarde.

La visión de un bebé es una de las puertas hacia el aprendizaje, por eso es muy importante para el sano desarrollo y aprendizaje del niño. Si observas alguna anomalía o dificultad en tu hijo, no dudes en llevarlo al pediatra tan pronto como sea posible. Recuerda que los especialistas de la visión pueden realizar revisiones visuales ¡incluso en su primer año de vida!

Show Comments

Comments are closed.