Pinguécula: Patologías visuales provocadas por el sol Cap. III

La Fundación ALAIN AFFLELOU en línea con nuestro compromiso para la prevención de daños visuales provocados por el sol, continuamos con nuestra serie de capítulos de enfermedades originadas por la influencia negativa del sol. En este post te explicamos qué es la Pinguécula.

Ya sabes que prevenir los perjuicios con unas simples gafas de sol supone alargar la vida saludable de nuestros ojos y la de nuestros hijos. ¡Así que no las olvides estas vacaciones!

¿Qué es la pinguécula?

Es una alteración del tejido normal que produce un depósito de proteína y grasa en la conjuntiva, la delgada membrana que cubre la parte blanca del ojo. A diferencia del pterigium, una pinguécula no crece realmente en la córnea.

No existe una edad específica para esta patología, aunque sí que hay una mayor población afectada entre las personas de mediana edad y de edad avanzada. Es poco frecuente que estos tumores tengan que ser extirpados y normalmente no precisan tratamiento.

¿Cómo es una pinguécula?

Es de color amarillento y normalmente tiene una forma triangular. Es una pequeña elevación  que crece cerca de la córnea. La córnea es la capa transparente que se encuentra recubriendo la pupila y el iris. El iris es la parte coloreada del ojo.

Su localización más común es cerca de la córnea en el lado de la nariz aunque también pueden salir en el otro lado.

Algunas pinguéculas pueden crecer aún más, pero esto ocurre a un ritmo muy lento y es raro.

¿Qué fenómenos las causa?

Una pinguécula se forma cuando el tejido en tu conjuntiva cambia y crea una pequeña protuberancia. Algunas de estas protuberancias contienen grasa, calcio o ambos.

La razón de este cambio no se entiende completamente, pero se ha relacionado con los rayos solares, el polvo o el viento.

Síntomas de una pinguécula

La pinguécula provoca irritación y sequedad en el ojo, aunque no siempre es así. Además, puedes tener la sensación de un objeto extraño en el ojo, como polvo u otro tipo de particular que raspan. Otro síntoma es el enrojecimiento e hinchazón del ojo. Los síntomas pueden variar mucho en su severidad.

¿Qué tratamiento tienen?

Por lo general, no se necesita ningún tipo de tratamiento para una pinguécula, a menos que cause molestias. Si te duele el ojo, tu médico puede recetarte una crema o gotas para los ojos que alivien el enrojecimiento y la irritación.

En algunos casos, es posible que sea necesario extirpar el tumor. La cirugía se considera solo cuando se trata de una pinguécula que:

  • Crece sobre la córnea, ya que esto puede afectar tu visión.
  • Causa una incomodidad grande al intentar usar lentes de contacto.
  • Está constante y severamente inflamado, incluso después de aplicar gotas o cremas para los ojos.

¿Puedes evitar desarrollarlas?

Cuando alguien pasa mucho tiempo a aire libre por trabajo, o elección personal de ocio en exterior, es bastante más fácil que desarrolle esta patología. Sin embargo, puedes prevenir estos crecimientos usando gafas de sol cuando estés al aire libre. Debes usar gafas de sol que tengan filtro para  bloquear  los rayos ultravioleta A (UVA) y B (UVB).

Con las gafas de sol adecuadas puedes proteger tus ojos no solo de los rayos perjudiciales del sol, sino también de agentes como el viento y la arena. Los niños también deben llevar gafas del sol para protegerse ya que los daños del sol son acumulativos y si no se aplican métodos de prevención pueden acabar desarrollando estas enfermedades. Así que no lo olvides ¡ponles gafas de sol!

Show Comments

Comments are closed.