¿Por qué mi hijo se frota los ojos a menudo?

Cuando observas que tus hijos, a causa del picor de ojos, se los frotan con fuerza y a dos manos, sabes que estás frente a la primera señal, ha llegado el momento de volver a casa y meterlos rápidamente en la cama.

Normalmente este es el primer paso al que le seguirán otros no tan sutiles; lloros descontrolados por tonterías y riñas sin sentido suelen derivar en un berrinche en toda regla. Y por supuesto tu velada con amigos arruinada.

Los padres conocen bien las señales de sus hijos y distinguen, normalmente, cuando hay un problema real, o simplemente están agotados, o llevan demasiadas horas viendo videos en el iPad.

Y es que frotarse los ojos puede parecer algo relativamente inofensivo. Es un mecanismo casi reflejo ya que el frotamiento estimula el flujo de la lágrima que lubrica los ojos secos, eliminando el polvo y otros irritantes. Pero también el picor puede ser un síntoma que evidencie algún problema ocular o visual.

Estas son las causas más comunes del picor de ojos en los niños:

– Demasiadas horas delante de las pantallas del ordenador, Tablet o móvil.

Rinitis alérgica (alergias estacionales, alergia al polen, o a los ácaros).

Infección ocular (distintos tipos de conjuntivitis). Las infecciones oculares provocan picor de ojos y los niños se frotan y pueden contagiarse fácilmente de unos a otros en colegios y guarderías.

– Entrada de un cuerpo extraño en el ojo. (un poco de tierra en los ojos de un niño puede ser muy molesto).

– Dermatitis o eczema atópico.

– Algún problema visual

Lo cierto es que si tu hijo se frota los ojos a menudo es importante cerciorarse si el problema radica en que el niño no ve bien. Por ello, el primer paso es acudir a un especialista y descartar problemas de visión.

¿Qué problemas provoca frotar intensamente los ojos?

Cuando los niños frotan sus ojos con demasiada frecuencia, o con mucha fuerza, pueden provocar daños importantes y generar problemas mayores.

1- Transmisión de gérmenes. Las manos de tus hijos no están esterilizadas, ni de lejos, tienen más gérmenes que en cualquier otra parte del cuerpo. Al frotar sus ojos, estos  se transfieren fácilmente y pueden provocar infecciones como la conjuntivitis.

2- Dañar la córnea. Cuando un cuerpo extraño se queda atascado en sus ojos, el instinto natural es frotarlo para tratar de extraer el objeto. Esto no es una buena idea, ya que frotarse contra el objeto puede dañar fácilmente la córnea.

3- Provocar una patología degenerativa que se llama queratocono. El frotamiento ocular continuo puede producir un estrechamiento de la córnea, que se debilita y empuja hacia adelante para volverse más cónica causando visión distorsionada (astigmatismo).

Pautas de cómo actuar en caso de picor de ojos

Todos hemos notado alguna vez picor en los ojos e instintivamente hemos llevado las manos a los ojos para frotarnos. Sabemos que no es lo óptimo, pero desconocemos qué otras medidas son las más oportunas. Te ofrecemos alternativas saludables para tus ojos que solucionarán el problema del picor:

– Intenta enjuagar los ojos con una solución salina estéril o lágrimas artificiales. Si esto no funciona, acude directamente al médico o especialista.

– Gotas antihistamínicas y estabilizadores de mastocitos.

– En los casos más graves, las gotas oculares con esteroides también se utilizan para prevenir el frotamiento crónico de los ojos, especialmente en alérgicos.

Es importante estar alerta a las posibles señales que envían los peques y acudir a los especialistas para evitar problemas mayores. Si tu hijo se pasa el día frotándose los ojos, te invitamos a realizar una revisión gratuita en nuestras ópticas y descartar cualquier problema de visión. A veces la solución es así de sencilla.

Show Comments

Comments are closed.