Los errores refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo son cada vez más comunes entre los niños. Estos trastornos oculares pueden afectar al desarrollo visual de los pequeños, teniendo incluso consecuencias en su rendimiento escolar. De hecho, se calcula que entre el 15% y el 30% de los casos de fracaso escolar en España están relacionados con alguno de estos problemas visuales.

¿Cuál es la causa de los errores refractivos?

En los últimos diez años el número de horas que pasamos frente a los dispositivos electrónicos y las pantallas se ha incrementado exponencialmente. Una de las consecuencias que esta exigencia visual ha tenido en nuestra salud ha sido el aumento repentino de los niveles de miopía. Un hecho que, según las estimaciones, podría hacer que en el año 2050 casi la mitad de la población mundial padezca de miopía.

Los errores refractivos en la infancia

La transformación de nuestros hábitos cotidianos también ha influido en la salud visual de los más pequeños ya que en la actualidad, pasan cada vez más tiempo frente a los dispositivos digitales.

Con el fin de detectar y prevenir los trastornos oculares infantiles, la Fundación ALAIN AFFLELOU en colaboración con la Universidad Europea de Madrid, ha realizado el primer estudio en España sobre la Prevalencia de errores refractivos en niños de 5 a 7 años. En este estudio y, a través del análisis de la salud visual de más de 3.500 niños, se descubrió que un 17% de los pequeños tenían miopía.

Aunque son muchos los factores que causan la miopía, el estudio realizado por la Fundación ALAIN AFFLELOU ha demostrado que este problema, que suele agudizarse a medida que el niño crece, tiene mucho que ver con el uso de los dispositivos digitales. Y es que el problema no es solo el número de horas que los más pequeños pasan frente a una pantalla, sino también la edad cada vez más temprana en la que comienza este hábito. Según los expertos, durante la etapa infantil los ojos todavía no están preparados para la exigencia visual que este tipo de pantallas demanda. Por tanto, resulta muy importante retrasar la edad de uso de estos dispositivos, con el fin de proteger la vista de nuestros hijos.

En su afán por contribuir a una mejora de la salud visual, en ALAIN AFFLELOU realizamos campañas escolares enfocadas a concienciar a los padres de la importancia de llevar a sus hijos a revisiones periódicas.

Consejos para prevenir la evolución de la miopía

  • Realizar un examen visual al inicio de la edad escolar así como revisiones periódicas. Y es que el diagnóstico temprano es esencial, ya que en la actualidad existen tratamientos para el control de la miopía en niños.
  • Promover que los niños realicen actividades al aire libre durante al menos dos horas al día. Es la mejor forma de conseguir el correcto descanso de su vista.
  • En casa es importante que los niños eviten durante un tiempo prolongado actividades de visión próxima. Las más comunes son el uso de dispositivos, leer o pintar.

Pide cita en tu centro ALAIN AFFLELOU más cercano para detectar y corregir los errores refractivos que puedan estar afectando a la salud visual de tus hijos.