La vista es un sentido muy importante. Sin una buena visión, nuestras actividades cotidianas se ven muy afectadas y se puede sufrir algún escenario de peligro o accidente.
Esto resulta aún más importante a la hora de conducir. Muchas veces, los conductores no prestan la debida atención a la hora de proteger sus ojos cuando se ponen al volante, con los consiguientes riesgos que esto supone para ellos y para los demás.
Por esta razón, vamos a tratar de explicar aquí la importancia de contar con una buena visión al conducir y, también, cuáles son las mejores gafas para conducir.

Gafas graduadas para conducir

La visión es algo más que prioritario a la hora de conducir. Y, si tenemos alguna duda sobre nuestra salud visual, lo mejor es acudir a una óptica para que nos gradúen la vista.
Si en tu caso necesitas lentes progresivas, las hay específicas para conducir, e incluso las hay más concretas para día y para noche. Las primeras cuentan con filtro polarizado para evitar los reflejos, y las segundas tienen un filtro de color marrón para mejorar el contraste y la luminosidad.
Antes, era obligatorio contar con unas gafas de repuesto cuando se conducía, ya que, en caso de estar estipulado en el permiso, el conductor no puede ponerse al volante si carece de ellas. Ahora ya no es algo obligatorio, pero sí es muy recomendable, por lo que mucha gente sigue manteniendo esa costumbre de llevar unas gafas de repuesto en el coche para situaciones de emergencia.
En cuanto al tipo de montura, más allá de gustos y estilos propios, la recomendación general es que sean lo más cómodas posible, sobre todo si se pasan muchas horas en la carretera. En este sentido, las gafas con monturas ligeras o las que comúnmente se conocen como «montura al aire» son preferibles. Estas últimas, además, cuentan con la ventaja de no «enmarcar» tanto el campo de visión, lo cual también puede resultar cómodo para muchas personas.

Gafas de sol para conducir

Sobre las gafas de sol a la hora de ir al volante, no hay duda de que las mejores lentes para conducir son las polarizadas, porque reducirán enormemente los reflejos tan molestos que podamos recibir de la luz del sol a través del parabrisas, así como destellos en señales, coches o el asfalto mojado. Para lo que no son recomendables las lentes polarizadas es para conducir de noche.
En cuanto a los colores de los filtros de las gafas de sol, los que mejor trasmiten los colores naturales son las tonalidades grises y azuladas.
Y, si lo que tenéis es duda sobre el nivel de filtro solar que deberían llevar las lentes de unas gafas de sol para conducir, lo más recomendable es que esté entre los niveles 2 y 3. Las lentes de nivel 0 y 1 están permitidas, pero no protegen lo suficiente, sobre todo en los días más soleados. Y, por su parte, las lentes de nivel 4 de filtro solar trasmiten tan poca cantidad de luz que están prohibidas para conducir, y su uso está más indicado para deportes acuáticos o en la nieve.