Síndrome de Ménière es un trastorno del oído interno. Este es capaz de provocar sonidos de rugido en el oído denominados tinnitus, mareos graves, problemas de audición cíclicos y dolor o presión en el oído. Es una de las causas más comunes de pérdida auditiva.

Existen pacientes de esta enfermedad que presentan ataques imprevistos. Dichos ataques a veces se presentan tras la sensación de dolor o presión en el oído afectado o después de sufrir tinnitus. La frecuencia con la que se presentan los ataques es muy variada, así como su duración.

Mientras que algunos pueden sufrir un ataque único ocasionalmente, algunos pacientes pueden sufrir ataques continuos durante varios días seguidos. De igual forma, los efectos de la afección también son variados en lo que a intensidad se refiere. En algunos casos presentan una intensidad tan alta que el mareo provoca una pérdida de equilibrio lo bastante pronunciada como para hacer que las personas se caigan, incluso puede llegar a ser incapacitante.

Causas del síndrome de Ménière

Actualmente, los investigadores aún no han podido determinar el origen de la enfermedad. No obstante, se teoriza que podría encontrarse en la mezcla de líquidos en los canales internos del oído o en los niveles de este. Para diagnosticar la enfermedad es necesario realizar un examen siempre realizado por un especialista. Por otra parte, es necesario y muy importante realizar una prueba de audición y determinar el grado de pérdida.

Pronóstico del síndrome de Ménière

Aún no se ha logrado desarrollar una forma de detener la enfermedad. Por tanto, el pronóstico está limitado a una reducción de la gravedad del síndrome y al alivio de los síntomas. Cabe destacar que la mayoría de las personas afectadas presentan pérdida auditiva, que puede ser severa o moderada en el oído afectado.