La luz azul ha invadido nuestros hogares especialmente a través de nuestros dispositivos electrónicos gracias al desarrollo de la tecnología LED. Esta tecnología ha supuesto una revolución en el sector de la iluminación, permitiendo la creación de pantallas y lámparas más eficientes energéticamente. Las nuevas pantallas LED de televisores, tabletas o smartphones emiten gran cantidad de luz azul y nuestros ojos y, en especial los de los más pequeños, no están preparados para pasar largos periodos de tiempo mirando fijamente hacia ellas.
La sobreexposición a este tipo de luz azul puede provocar daños especialmente en la salud visual infantil, por actividades prolongadas con este tipo de dispositivos electrónicos, ya que su sistema visual está en desarrollo. Algunas de las consecuencias que se le atribuyen a esta luz son: alteración del ciclo del sueño, estado de alerta, menor rendimiento escolar, síntomas de cansancio, estrés o fatiga visual.

El 68% de los jóvenes sufre fatiga visual digital.

Según el estudio desarrollado por The Vision Council el uso masivo de aparatos tecnológicos ha provocado que el 68% de los jóvenes entre 18 y 35 años padezcan fatiga visual. Esta patología va acompañada de síntomas como el picor de ojos, lagrimeo, sequedad o visión borrosa, muy comunes después de largas jornadas frente al ordenador o el smartphone. ¿Cómo podemos evitarlo?

Aprende a proteger a tus hijos de la luz azul de los dispositivos electrónicos

Soluciones para protegernos de la luz azul

Existen diferentes soluciones para proteger la visión de los más pequeños del exceso de la luz azul. Estas son las prácticas que te recomendamos:

  • Reducir el uso de dispositivos tecnológicos

Limitar las horas de uso de dispositivos electrónicos nos permitirá reducir la exposición a la luz azul, además de descansar la vista. Esta es una de las maneras más simples para evitar una exposición excesiva a esta luz azul.

  • Aplicar buenas prácticas en el uso de dispositivos electrónicos

Realizar descansos visuales y evitar el contacto con pantallas en las últimas horas del día son puntos clave para evitar las consecuencias negativas que puede provocar el exceso de luz azul en los ojos de los más pequeños.
Los ojos de los niños no están preparados para mirar fijamente durante tanto tiempo a una fuente de luz artificial. Parpadear con frecuencia y descansar la vista cada media hora es importante para mantener una óptima salud visual.
Las horas antes de irnos a dormir son especialmente importantes entre los más pequeños ya que, si son expuestos a la luz azul, su cerebro ralentizará el uso de melatonina, la hormona del sueño, empeorando su descanso y afectando a su salud en general. Por ello, es recomendable evitar el consumo de dispositivos electrónicos dos horas antes de dormir.

  • Proteger nuestros ojos de la luz azul

Gracias a la innovación tecnológica en ALAIN AFFLELOU hemos creado las gafas Blue Block, unas gafas específicas que protegen la visión de los más pequeños frente a la inevitable luz azul. Estas gafas se han diseñado con unos cristales especiales que reducen la intensidad de esta luz azul, disminuyendo la fatiga visual y protegiendo la vista de la luz que emiten las pantallas.
Además, estas gafas han sido creadas con una montura flexible y pueden adquirirse a través de nuestra web con o sin graduación. Son las primeras gafas graduadas en eliminar los posibles daños de la luz de las pantallas.

Cómo proteger a tus hijos de la luz azul de los dispositivos electrónicos

Acércate a tu óptica ALAIN AFFLELOU más cercana y te explicaremos las ventajas de las gafas Blue Block para la visión de tus hijos. Además, si te preocupa su salud visual y tienen entre 5 y 7 años, ahora puedes revisar su vista en la 19ª Campaña Escolar a favor de la Salud Visual de la Fundación ALAIN AFFLELOU. Reserva cita online antes del 14 de octubre de 2018.
Reservar cita