Si te has preguntado cómo ve un miope, seguramente hay cosas que necesitas saber sobre esta afección de la vista. La miopía consiste en ver difusos o borrosos (poca nitidez) los objetos y textos alejados la persona miope.

La distancia a partir de la cual el miope ve borroso depende de la cantidad de miopía que tengamos, cuantas más dioptrías de miopía tenga el miope menor es la distancia a partir de la cual ve borroso. Podríamos decir que, por ejemplo, un miope de 5 dioptrías ve como si estuviera dentro de una burbuja de 20 centímetros de diámetro dentro de la cual ve nítido y fuera de la cual ve borroso.

Esta es la razón por la que los niños miopes, si no llevan gafas, se acercan mucho al ordenador, la televisión u otras pantallas. Además, suelen entornar los ojos, forzando la vista para ver mejor.

La miopía es una anomalía de la visión que se produce cuando la forma del ojo refracta las imágenes de forma incorrecta, produciendo una visión borrosa. Esta condición suele corregirse con gafas graduadas o con lentes de contacto.

Para los niños con miopía, en los últimos años se han desarrollado tratamientos de control de miopía que permiten reducir la progresión de la miopía en niños de forma que -en la mayoría de los casos- cuanto antes se comienza un tratamiento de control de miopía, menor es la cantidad de dioptrías de miopía que tendrá el niño cuando sea adulto.

Los exámenes visuales frecuentes nos permitirán detectar cambios de visión y compensarlos con rapidez, para evitar que la visión borrosa estimule el aumento de la miopía.

Cómo ve un miope las cosas de día y de noche

Cuando estamos en ambientes bien iluminados, nuestras pupilas se contraen provocando el mismo efecto que cuando entronamos los ojos. Esto, junto con el hecho de que estos ambientes presentan un mayor contraste entre los objetos que queremos observar, hace que las molestias derivadas de la miopía se noten aún más en condiciones de baja iluminación, debido a que la pupila se dilata (aumenta su tamaño) y el contraste es menor.

Las gafas correctas son una perfecta solución para la miopía

Si queremos encontrar la solución a cómo se ve con miopía es necesario empezar a usar gafas y/o lentes de contacto lo más rápido posible. Esto, además, disminuye otras sensaciones que pueden acompañar a la visión borrosa como el dolor de cabeza, que en ocasiones se produce por el esfuerzo que hacer los miopes al entornar los ojos.

Por eso lo mejor para la miopía siempre es adquirir unas gafas adecuadas, con las que la persona se sienta bien operativa y estéticamente. Este factor es determinante: ser bien atendido en una óptica y bien aconsejado sobre qué gafas llevar; y, por supuesto, tener unas gafas/lentes de contacto bien graduadas y utilizar productos de buena calidad.

Las gafas graduadas de Alain Afflelou son una excelente opción, porque en esta óptica entienden los problemas visuales como un todo integral y prestan un servicio que busca dar soluciones teniendo en cuenta cada caso particular; como, por ejemplo, qué tipo de gafas le conviene al cliente dependiendo de su, graduación, su edad y/o forma de cara, entre otros detalles.