Si habitualmente padeces dolores de cabeza, puede que estés sufriendo algún tipo de problema visual. Y es que existe una estrecha relación entre la salud de tu vista y el dolor de cabeza. En este post te explicamos a qué pueden deberse tus molestias y cómo debes actuar en cada caso.

Valorar cada episodio

El dolor de cabeza es uno de los problemas más comunes entre la población. Es por ello que tendemos a no darle mucha importancia. Sin embargo, lo que consideramos un simple dolor de cabeza puede ser en realidad un problema visual. De igual modo, un dolor de cabeza podría también ser el origen de diferentes problemas en la visión. Resulta por tanto importante aprender a distinguir cada tipo de dolor y conocer las causas del mismo.

Dolor en la frente

Se trata del síntoma más común de un problema visual que todavía no ha sido detectado o bien corregido. Problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, hacen que la persona que los sufre fuerce su sistema visual para compensar dicho defecto y evitar el desenfoque. Este gesto, realizado de manera continuada, acaba por generar una fatiga visual que puede crear molestias en la zona de la frente. Ante la aparición de este tipo de dolor, se recomienda realizar una revisión ocular.

Dolor en la órbita ocular

El glaucoma agudo es una enfermedad del sistema visual en la que la presión intraocular sube intensamente, provocando molestias en la zona ocular y causando un dolor agudo en la parte de la cabeza en la que se encuentra el ojo afectado. Se trata de una enfermedad que afecta sobre todo a mujeres mayores de 50 años y que requiere asistencia médica urgente.

Cambios en la visión

Algunos problemas en la visión pueden tener su origen en un dolor de cabeza. Es el caso de la llamada migraña ocular. Se trata de una dolencia que, además de dolor de cabeza, puede generar visión borrosa, destellos y parpadeos, además de la aparición de líneas en zig zag y ondas alrededor de una zona ciega. Se trata de episodios con una duración máxima de 30 minutos y que afectan sobre todo a adultos entre los 30 y los 40 años. Ante uno de estos episodios, resulta de vital importancia someterse a un examen ocular completo, con el fin de descartar problemas mayores como un desprendimiento de retina.

Como ves, es importante analizar la relación de tu salud visual con el dolor de cabeza. Para prevenir la aparición de cualquiera de estos problemas, reserva cita online en tu óptica ALAIN AFFLELOU más cercana.