La visión es un sentido muy importante para la mayoría de personas: nos ayuda a procesar las imágenes que vemos a nuestro alrededor. No obstante, con el tiempo o debido a algunos factores, puede ser que se empiece a ver mal de cerca. Teniendo en cuenta que la visión es tan valiosa, el ver mal se debe tratar tan pronto como sea posible. Aquí vas a aprender por qué ves mal de cerca y qué puedes hacer al respecto.

Causas para ver mal de cerca

Se considera que una persona empieza a ver mal de cerca cuando no percibe claramente, con nitidez, los objetos situados a aproximadamente 40 centímetros de los ojos (la distancia habitual de lectura). Cuando esto sucede, lo más probable es que te encuentres ante un defecto visual, como la hipermetropía, la presbicia o el astigmatismo; aunque, con mucha menos frecuencia puede deberse a otras causas como una pérdida de trasparencia de las estructuras trasparentes del ojo (córnea y cristalino), a problemas de sequedad ocular e incluso a los efectos secundarios de algunos fármacos como algunos antihistamínicos y antidepresivos.

  • Qué es la hipermetropía: si tienes hipermetropía, tus ojos probablemente sean más estrechos de lo habitual, lo que hace que los rayos de luz que llegan a la pupila se junten detrás y no en la retina. Esto provoca que puedas ver mal de cerca y/o otras molestias como dolor de cabeza al trabajar en cerca y en ocasiones, visión borrosa en lejos.
  • Qué es la presbicia: la presbicia o vista cansada suele suceder a partir de los 45 años y se debe a que el cristalino, la lente del ojo que enfoca, pierde flexibilidad de forma progresiva. Esto dificulta el enfoque de objetos cercanos. La presbicia no es una enfermedad, sino una respuesta normal del ojo que se da con la edad.
  • Qué es el astigmatismo: los ojos de las personas con astigmatismo suelen tener una córnea que no es totalmente esférica. Esto provoca que la imagen que se forma sobre la retina no tenga exactamente la misma que el objeto original; por ejemplo, la imagen de un círculo sobre la retina será una elipse. Esto se traduce en que las personas con astigmatismo vean mal a distintas distancias.

Qué puedes hacer al ver mal de cerca

Si ves mal de cerca, es necesario que revises tu vista, ya que diferentes estudios han mostrado que puede disminuir la productividad y empeorar la calidad de vida. Por supuesto, cada caso es distinto y, además de las causas de ver mal de cerca ya descritas, la mala visión puede deberse a otros factores, por lo que es recomendable visitar a un profesional de la visión, que determinará el correcto tratamiento a seguir.

En el caso de la hipermetropía y/o para el astigmatismo, se suelen prescribir de gafas o lentes de contacto para todo uso o según el caso, para las actividades en las que el usuario note molestias. Para la presbicia se recomiendan, en la mayoría de los casos, gafas o lentes de contacto progresivas aunque también es habitual el uso de gafas para cerca y/o lentes ocupacionales (para la distancia de trabajo del ordenador y la de lectura). 

No dejes el ver mal de cerca para otro día

Cuando los problemas de salud no causan un dolor físico agudo, se suelen dejar para otro día. Sin embargo, si no se corrige desde el principio, el ver mal de cerca puede irse agravando, ya que se fuerza la vista y puede aumentar la complicación del problema. En todo caso, aun conociendo las soluciones, es preciso consultar a un especialista para recibir un buen tratamiento y descartar posibles afecciones más graves.