¿Qué son los ejercicios oculares y por qué se recomiendan?

Los ejercicios oculares son movimientos para trabajar los músculos de los ojos y ejercitar la vista a diferentes distancias.

Con ejercicios específicos y terapia visual, se tratan problemas de funcionalidad o eficacia visual relacionados con la convergencia visual (capacidad para que ambos ojos trabajen conjuntamente a una distancia cercana), la acomodación (capacidad del sistema visual para enfocar y desenfocar a diferentes distancias) y la binocularidad (capacidad para integrar dos imágenes en una sola).

Estas anomalías pueden dar como resultado fatiga visual y problemas en la lectura y escritura. La terapia visual la debe establecer un optometrista aunque es posible practicar ciertos ejercicios en casa para ejercitar la vista.

Ejercicios oculares para realizar en casa

Pasamos muchas horas delante del ordenador. Eso hace que los ojos se cansen, fatiguen y enrojezcan. Para evitar la fatiga visual y mejorar el enfoque ocular, es importante descansar la vista, llevar una dieta rica en antioxidantes y evitar el tabaco.

Realizar ejercicios oculares diarios durante aproximadamente 15 minutos, puede ayudar a evitar la sequedad y a ejercitar los músculos oculares.

  • Parpadeo rápido: Cuando parpadeamos, evitamos la sequedad ocular y lubricamos el ojo de forma natural, sin necesidad de colirio. Cuando estés mucho tiempo delante del ordenador, estudiando o leyendo un libro, recuerda hacerlo con regularidad.
  • Abrir y cerrar los ojos lentamente: Por la mañana y por la noche, cierra los ojos durante unos segundos y vuélvelos a abrir. Así, relajarás los músculos oculares y activarás la circulación.
  • Ejercicios de acomodación: Empieza leyendo un libro de cerca y, poco a poco, alé Repite el movimiento unas veinte veces. Después, coloca el dedo índice o un bolígrafo muy cerca de tus ojos y ves retirándolo lentamente. Puedes alejar el bolígrafo de delante hacia atrás y de izquierda a derecha. Intenta hacerlo unas cuantas veces más.
  • Presión ocular: Cuando sientas cansancio ocular, haz una pequeña presión sobre los ojos para activar el riego sanguíneo, durante dos o tres segundos.
  • Mover los ojos: Generalmente enfocamos la visión hacia un punto frontal y no la movemos durante un tiempo. Es lo que ocurre cuando estás frente a la pantalla del ordenador y por ello, no ejercitamos el cambio visual periférico y los músculos extraoculares. Para entrenarlo, mira a la izquierda y luego a la derecha con la espalda recta y la cabeza quieta. Después, dirige la mirada arriba y abajo. Repite este ejercicio unas diez veces. Cuando lleves un tiempo haciéndolo, también puedes hacer círculos con los ojos.
  • Guiñar los ojos: Guiñando los ojos también entrenas y fortaleces los músculos que rodean a los ojos. Guiña un ojo y después el otro. Hazlo varias veces, primero suavemente y después, con más fuerza.
  • Relajar el cuello: Para evitar tensiones en el cuello, estíralo. Gira el cuello hacia la izquierda y la derecha y después, de arriba a abajo. Con este ejercicio activarás la circulación y las cervicales.

Revisa tu vista y consulta tus dudas con tu óptico u optometrista. Si necesitas terapia visual, te personalizarán los ejercicios que tienes que hacer tanto en casa como en consulta.

Llévate dos gafas progresivas por 1más y págalas en 24 meses sin intereses

Si a tus ojos les cuesta ajustarse al cambio de visión cercana a lejana, además de realizar terapia visual y ejercicios en casa, las gafas progresivas te serán de gran ayuda.

Con Tchin Tchin Progresivos, por la compra de unas gafas con cristales progresivos, te llevas un segundo par de gafas progresivas por solo 1€ más.

Además, con Next Year podrás pagar tus dos nuevas gafas progresivas hasta en 24 meses, sin intereses ni comisiones.

Visita tu óptica ALAIN AFFLELOU más cercana o pide cita online y empieza a ver bien tanto de cerca, como de lejos.