s

Tag Archives: El disierto de los niños

La Fundación ALAIN AFFLELOU realiza cerca de 700 revisiones visuales en la caravana ‘El Desierto de los Niños’

Un año más la Fundación ALAIN AFFLELOU ha aprovechado las vacaciones de Semana Santa para unirse a su cita anual de El Desierto de los Niños. Muy emocionados, los franquiciados y empleados de la compañía óptica han puesto toda la ilusión para colaborar en esta 12ª edición de la caravana solidaria.

Un total de seis ópticos-optometristas, en representación de la Fundación ALAIN AFFLELOU, se convirtieron en los embajadores de esta aventura solidaria y recorrieron un total de 2.223 kilómetros en el país vecino. Desde la salida el 18 de marzo en Tánger hasta la llegada a Almería el pasado 26 de marzo, Lidia Cobas (Santander), Rubén Sánchez (Mataró – Barcelona), Cecilia Cuadrado (Bilbao), Mª del Carmen López (Orense), Mª Isabel Sánchez (Barcelona) y Sonia Guasque (Valencia), han trabajado muy duro para mejorar la salud visual de menores y adultos en las pequeñas poblaciones que iban visitando en Marruecos.

En 2015, diez ópticos de la Fundación ALAIN AFFLELOU se unieron a la caravana solidaria y consiguieron batir record de revisiones y gafas graduadas entregadas respecto a otros años. En esta edición 2016, a  pesar ser menos personas, se han acercado bastante a los resultados del año pasado: durante los ocho días de recorrido, los ópticos de ALAIN AFFLELOU, gracias a un vehículo cedido por Hyundai, han realizado cerca de 700 revisiones visuales. Tras este chequeo visual, los voluntarios de la Fundación entregaron más de 300 gafas graduadas.

Además, las gafas de sol se han convertido en un artículo de primera necesidad en Marruecos debido a la constante exposición al sol y los problemas de salud visual que esto genera. Por ello y, con el objetivo de reducir los abundantes casos de cataratas, edemas corneales o pterigión tan comunes en la zona, los profesionales de la firma óptica han entregado un total de 637 gafas de sol.

“Desde la Fundación ALAIN AFFLELOU nos sentimos muy orgullosos de poder colaborar en esta iniciativa. Año tras año, nuestros voluntarios trabajan muy duro durante las vacaciones de Semana Santa  para conseguir mejorar la salud visual de cientos de personas. Es una cita muy esperada por todos y tenemos ganas de seguir poniendo nuestro granito de arena en ‘El Desierto de los Niños’ los próximos años” indica Eva Ivars, vicepresidenta de la Fundación ALAIN AFFLELOU.

La labor de esta expedición solidaria se completó además con visitas a dos centros con los que ya había colaborado ‘El Desierto de los Niños’ en otras ediciones. Primero pasaron por una guardería de Tamaarkite para poder comprobar su estado tras las obras de restauración que habían llevado a cabo. La segunda visita tuvo lugar en una escuela para niños discapacitados que la caravana solidaria tiene en Erfoud.

Todos los integrantes de la caravana solidaria, recién llegados a España, ya piensan con ilusión en la edición 2017. Allí volverán a estar los representantes de la Fundación ALAIN AFFLELOU para seguir apoyando esta iniciativa en el país vecino. Desde que en 2011 la firma decidiera sumarse a la expedición ‘El Desierto de los Niños’, más de 40 ópticos han colaborado en la aventura, realizado más de 3.000 revisiones de la vista y regalando más de 1.300 gafas graduadas y más de 3.200 gafas de sol.

Mucho trabajo y una gran recompensa

Si el día de ayer en Merzane fue muy intenso para los voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU, el de hoy lo ha sido aún más en los Palmerales de Erfoud. Pero la recompensa es muy grande: 150 niños y 70 adultos de este pequeño pueblo van a ver bien, a partir de ahora, gracias a su labor solidaria.

Comprobando vista de niño con sus hermanos alrededor
Ha sido una jornada en la que el trabajo previo realizado por la Fundación ha dado sus frutos. Al haberse efectuado revisiones en años anteriores en este pueblo de unos 1.000 habitantes, los voluntarios de ALAIN AFFLELOU aprovecharon entonces para explicar al profesorado del colegio cómo detectar qué niños podían tener problemas de visión mediante unos test muy fáciles de llevar a cabo.

Esos resultados determinaron qué niños debían ser atendidos este año: una labor de preselección muy acertada, ya que en esta ocasión ha permitido revisar la vista a quienes más lo necesitan, tanto a niños como a adultos. Y por ese motivo el trabajo de hoy de Lidia, Marisa, Sonia, Cecilia, Rubén y María ha sido más intenso, porque todos cuantos han pasado por sus manos presentaban anomalías en la visión. Además, y como nos han explicado ellos mismos en el poco tiempo que han tenido, “realizar una revisión a un niño lleva bastante más tiempo que a un adulto, ya que cuesta más hacerle comprender lo que se le indica”.

Lidia ayudando a colocarse a un señor mientras niños la observan desde fuera
También nos han querido comentar lo extraño que les resulta que aquí en los Palmerales de Erfoud, una población más desarrollada que por ejemplo la de Merzane, visitada ayer, hayan detectado problemas más graves: varios casos de personas con 10 dioptrías y dos (un hombre y una mujer) con 20.

María, Rubén, Cecilia, Sonia, Marisa y Lidia vuelven mañana a España tras realizar un trabajo encomiable que todos los que estamos aquí valoramos y aplaudimos. Además, han congeniado con los 170 participantes de la caravana de “El Desierto de los Niños” de una manera excepcional. Anoche, pese a llegar tarde al hotel tras una dura jornada, quisieron participar en una pequeña fiesta de disfraces en la que nos sorprendieron como mimos. Y también fue sorprendente que otros integrantes de la caravana quisieran homenajearles vistiéndose con sus indumentarias habituales de la Fundación ALAIN AFFLELOU y realizar una pequeña actuación imitando su gran labor. La verdad es que “los Afflelou” aquí son muy queridos por todos. Y por eso siempre se les reserva un sitio especial en la foto de familia que esta mañana a primera hora, antes de partir a los Palmerales de Erfoud, se han hecho con todos nosotros.

Con todos los asistentes del Desierto de los niños
Mañana durante el viaje por carretera hasta Nador, para luego embarcar hacia Almería, seguro que tienen tiempo para contarnos cómo han vivido esta experiencia y, una vez hecho el recuento final, saber cuántas revisiones han realizado. Cada una de ellas merecerá nuestro aplauso.

A los pies del Atlas

Hoy ha sido un día dedicado íntegramente a viajar. Los seis voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU han recorrido casi 600 kilómetros para empezar a atravesar Marruecos de norte a sur y llegar mañana al desierto. De momento, ya están a los pies del Atlas.

Durante el trayecto, han podido ver algunas ciudades desde su Hyundai H1, ya que el tiempo apremia y no es posible pararse en ellas para conocerlas a fondo. Sin embargo, las nueve horas de viaje les han permitido ir sacando conclusiones de cómo es la parte norte de Marruecos y vivir momentos entretenidos y divertidos.

El día lo han empezado con la moral muy alta, ya que las 160 personas que formamos la caravana solidaria “El Desierto de los Niños” les hemos dedicado un gran aplauso como reconocimiento a la labor que van a realizar.

Ya en ruta, y a través de la emisora por la que nos comunicamos entre los coches de la caravana, los voluntarios nos han dedicado una canción muy chula: algo así como el “himno” de la Fundación ALAIN AFFLELOU. Le han puesto muchísimo entusiasmo, aunque todo indica que han desafinado considerablemente, ya que no ha parado de llover durante toda la primera parte de la ruta de hoy. Así que… tendrán que seguir ensayando. Seguro que mañana lo clavan. Ah, la letra del “himno” os la escribiremos aquí mismo en cuanto nos la pasen; Lidia (Cobas), la veterana del grupo, se ha comprometido a ello. Y Marisa (Sánchez), que a partir de ahora la vamos a llamar “la cantante” por informaciones confidenciales que nos han dado sus propios compañeros, promete interpretar el “himno” ella sola ante todos los que vamos en la caravana. Creemos que va de farol. El último día del viaje, en la fiesta de despedida, veremos si se atreve.

Mientras, Rubén (Sánchez) ha alucinado con cómo hay que conducir por las ciudades marroquíes. Con cara de susto nos ha comentado que “pensaba que la conducción extrema la íbamos a hacer en el desierto, pero está claro que lo de aquí es insuperable. Cuando vi el vídeo de “11 años ayudando” todo parecía mucho más fácil”. Cecilia (Cuadrado) va más allá y considera “caótico no sólo el tráfico, sino el conjunto de la actividad en las ciudades. Eso sí, ya en carretera, los paisajes son alucinantes”. Algo parecido piensa María (López), que esperaba paisajes diferentes a los de su O Carballiño… “y me he encontrado un Marruecos muy verde, lluvioso y muy bonito. Aunque ya tengo ganas de llegar al desierto”.

Paisaje entrando en Tanger

Otra de las razones por las que María quiere llegar cuanto antes al desierto es para acabar con las horas de carretera… y con las horas de Sonia (Guasque) a los mandos del micro de la emisora. Al igual que ayer, sigue siendo la más espontánea del grupo: hoy lo ha demostrado marcando la pauta con varios “mensajes indescifrables” de radio.

Mañana más carretera para todos, lo que implica convivencia y diversión. Sin duda un buen aperitivo para cuando empiece lo bueno, lo que realmente les ha motivado a venir aquí: revisar los ojos de quienes más lo necesitan en el sur de Marruecos.

Comienza la aventura solidaria

Los seis voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU acaban de llegar a Tánger tras vivir su primera etapa en “El Desierto de los Niños 2016”. Lidia, María, Cecilia, Rubén, Sonia y Marisa ya están deseando llegar al sur de Marruecos para empezar a revisar la vista a los habitantes más necesitados de la zona.

Pero antes de que “llegue lo bueno”, como ellos denominan a la acción solidaria, han tenido que viajar desde Madrid hasta aquí. Ha sido un viaje de muchas horas en la furgoneta Hyundai H1 de la Fundación. Sin embargo, las han vivido con entusiasmo y las han aprovechado para empezar a conocerse entre ellos.

Parada de camino a Sevilla
Durante los 700 kilómetros que han recorrido desde Madrid hasta Tarifa (Cádiz) y después en el trayecto en ferry que les ha traído hasta Tánger, los voluntarios nos han contado qué les ha motivado a formar parte de esta aventura solidaria.

Sonia,Maria y Lidia de camino
Lidia Cobas, de ALAIN AFFLELOU Santander, es la referencia del grupo, ya que vivió esta misma experiencia el año pasado y sirve de guía a los otros cinco voluntarios. Con una sonrisa que no se le quita de la cara, les ha explicado a sus compañeros la dureza del trabajo a realizar, pero que la satisfacción interior es enorme: “por eso estoy encantada de que me hayan permitido repetir”.

Rubén Sánchez, el único chico del grupo, tenía claro que quería formar parte de esta caravana de ayuda “nada más ver el vídeo de la edición del año pasado de El Desierto de los Niños”. Siempre había querido realizar alguna labor de voluntariado, y vio la oportunidad de participar en ésta gracias a formar parte del centro de ALAIN AFFLELOU de Mataró (Barcelona), donde trabaja.
También desde un centro de Barcelona, en este caso el de Vilanova, ha llegado hasta aquí Marisa Sánchez. Ella “tenía en mente desde hace muchos años participar en alguna labor de voluntariado”, y gracias a la iniciativa de la Fundación ya está inmersa de lleno en ésta, donde siente “que con su aportación puede ayudar a mucha gente que realmente lo necesita”.
Cecilia Cuadrado también deseaba formar parte de “El Desierto de los Niños”. Desde que realizara una labor de voluntariado en Cuba a través de la universidad donde estudiaba, no ha parado de moverse para participar en otra. Formar parte del centro de ALAIN AFFLELOU en Deusto (Vizcaya) y sus ganas de ayudar le han traído hasta aquí.
María López, del centro de O Carballiño (Ourense), en muchas ocasiones se había planteado participar en las actividades de alguna ONG, pero por razones de trabajo no podía. Y… lo que es la vida, ahora gracias a su profesión “puedo cumplir uno de mis sueños, que es ayudar a los demás… cuando más lo necesitan”.
Sonia Guasque, de ALAIN AFFLELOU en Valencia, es la más espontánea del grupo y nos ha contado entre risas que el año pasado vio fotos y vídeos de lo que hace en el sur de Marruecos la Fundación y, desde entonces, se propuso estar aquí este año para celebrar su cumpleaños (el próximo miércoles 23), mientras ayuda revisando la vista “a personas que lo necesitan y no se lo pueden permitir”.

Sonia, Mar'ia y Lidia mirando fotos       Ruebn en el coche de camino

 

 

La Fundación ALAIN AFFLELOU se une un año más al DESIERTO DE LOS NIÑOS

Esta mañana se presentaba la 12ª edición de la caravana solidaria El Desierto de los Niños. La iniciativa, que respalda la Fundación ALAIN AFFLELOU, junto con Hyundai, Aquarius, KUMHO o el RACE entre otras marcas, parte para Marruecos el próximo 18 de marzo con el objetivo de continuar con la labor social que viene desarrollando durante años.

Un edición más la Fundación ALAIN AFFLELOU aprovechará las vacaciones de Semana Santa para unirse a esta expedición de forma altruista y contribuir a mejorar la salud visual de los habitantes de Marruecos. Este año, seis ópticos-optometristas de la compañía visitarán durante ocho días, pequeñas poblaciones donde realizarán revisiones visuales tanto a niños como a adultos. Además, regalaran gafas graduadas y gafas de sol a quienes lo necesiten.

El trabajo de los ópticos-optometristas de la Fundación ALAIN AFFLELOU representa uno de los pilares más importantes en ‘El Desierto de los Niños’. Un buen ejemplo de su labor en esta caravana solidaria lo encontramos en la edición 2015 de la aventura: los ópticos lograron batir el récord conseguido en años anteriores, realizando cerca de 800 revisiones de la vista a niños y adultos. Fueron días de duro trabajo en los que llegaron a entregar 472 gafas graduadas (137 a niños y 335 a adultos). Una experiencia muy gratificante, desde el punto de vista laboral y humano, para todo el equipo de la Fundación. Además, regalaron 500 gafas de sol para contrarrestar los abundantes casos de cataratas, edemas corneales o pterigión tan comunes en la zona, y 200 gafas de lectura a los más mayores.

“Es un placer poder colaborar un año más en ‘El Desierto de los Niños’. En la edición 2015 la Fundación ALAIN AFFLELOU batió todos los récords en número de revisiones y de gafas entregadas entre los habitantes de las poblaciones por las que viajó la caravana solidaria. El objetivo para este año es seguir trabajando y colaborar con más ganas que nunca en esta iniciativa altruista en Marruecos, un país en el que los problemas visuales están a la orden del día”, indica Eva Ivars, vicepresidenta de la Fundación ALAIN AFFLELOU.

 

LA FUNDACIÓN ALAIN AFFLELOU BATE RECORDS DE REVISIONES EN LA 11ª EDICIÓN DEL DESIERTO DE LOS NIÑOS

Un año más la Fundación Alain Afflelou ha aprovechado las vacaciones de Semana Santa para unirse a su cita anual de El Desierto de los Niños. Muy emocionados, los franquiciados y empleados de la compañía óptica líder en España y en Europa han puesto toda la ilusión para colaborar en esta 11ª edición de la caravana solidaria.

Isabelle Arnaud, en representación de la Fundación Alain Afflelou, se unió a un total de nueve ópticos procedentes de diferentes zonas de España para embarcarse en esta aventura solidaria. Desde la salida el 27 de marzo en Tánger hasta la llegada a Melilla el pasado 3 de abril, Alfonso Cano (Dos Hermanas – Sevilla), Patricia Cortes y Gema Pilar España (Valencia),  Lydia García (Málaga), Lidia Cobas (Santander), Adrián Castillo (Cartaya – Huelva), Miriam Portero e Inma Hernández (Ávila), y Raquel Redondo (Badajoz) han trabajado con entusiasmo para atender las necesidades de niños y mayores con problemas visuales.

Este año, los ópticos de ALAIN AFFLELOU, gracias a dos vehículos cedidos por Hyundai, han batido el récord conseguido en anteriores ediciones de ‘El Desierto de los Niños’, realizando cerca de 800 revisiones visuales, de las cuales 399 se hicieron a niños. Tras estas revisiones, regalaron un total de 472 gafas graduadas (137 a niños y 335 a adultos).

Además, la firma entregó cerca de 500 gafas de sol, un artículo de primera necesidad para los habitantes de Marruecos debido a la constante exposición al sol y los problemas de salud visual que esto genera. De esta forma, los profesionales de las ópticas han querido poner su granito de arena y contrarrestar los abundantes casos de cataratas, edemas corneales o pterigión tan comunes en la zona.

“Desde la Fundación Alain Afflelou estamos cada año más emocionados e implicados con la cita de ‘El Desierto de los Niños’. Es una oportunidad que los profesionales ópticos, como embajadores de la Fundación, aprovechan para transmitir conocimientos y colaborar de forma altruista en zonas muy necesitadas en las que los problemas visuales están a la orden del día” indica Eva Ivars, vicepresidenta de la Fundación Alain Afflelou.

La labor de la Fundación Alain Afflelou se ha completado con la acción social de todos los integrantes de la caravana que, en la expedición de este año, han aprovechado para inaugurar el Centro Multifunción de Ouriza que empezaron a edificar en la edición 2010. Además, durante su parada en Erfoud visitaron la escuela que la Asociación Desierto de los Niños tiene para atender a niños con deficiencias mentales y que lleva funcionando desde el año pasado.

Recién llegados a España, los organizadores de la caravana solidaria ya piensan en la expedición 2016 que mantendrá un año más su objetivo de acercar la ayuda a los habitantes del país vecino. Allí volverán a estar los representantes de la Fundación Alain Afflelou para descubrir la luz a cientos de marroquíes.

Arranca la 11ª edición de “El desierto de los niños”

Un año más comienza “El desierto de los niños”, un precioso viaje solidario por Marruecos ideado para padres y niños donde el ocio y las rutas en 4×4 conviven con la ayuda a los pequeños que más lo necesitan. Por segundo año consecutivo, somos participes de esta idea que nace del ex corredor del Dakar Nacho Salvador para que los niños y sus padres puedan disfrutar de unas vacaciones solidarias.

Desde hoy, hasta el día 4 de abril, una caravana formada por más de 30 vehículos recorrerá Marruecos con el objetivo de mostrar a los niños participantes (edades entre los 5 y 14 años) otra realidad muy distinta a la suya, desempeñando acciones solidarias en las zonas más desfavorecidas del desierto marroquí.

El “coche de la Fundación Alain Afflelou” atravesará el desierto para atender los problemas oculares y donar gafas graduadas a los niños desfavorecidos. Durante los días que dure el viaje, nuestros ópticos voluntarios dedicarán su esfuerzo y recursos a revisar y graduar la vista de los más pequeños.

En 2014, los cuatro ópticos de la Fundación Alain Afflelou realizaron más de 500 revisiones a niños y adultos. Fueron cinco días de trabajo intenso que sirvieron para diagnosticar más de 250 casos de personas con problemas de visión, especialmente entre los mayores. Una experiencia muy gratificante para todo nuestro equipo desde el punto de vista laboral y humano.

Un año más, iniciamos este viaje llenos de energía y muchas ganas de ayudar a quienes más lo necesitan. ¡No te pierdas esta fantástica experiencia solidaria y sigue toda la expedición en nuestras redes sociales con el hashtag #DesiertoNiños2015!

La Fundación Alain Afflelou participa en la 10ª edición del Desierto de los niños

La Fundación Alain Afflelou volvió a participar en la edición de Semana Santa de este año de “El desierto de los niños”, en la que fue la 10ª edición de esta ruta. La caravana viajó a Marruecos del 11 al 20 de abril. El recorrido tuvo etapas diferentes a las de ediciones anteriores y compartió zonas comunes de Erfoud y Merzouga.
Este año se visitó, por primera vez, la escuela de Remlia, un precioso pueblo situado en pleno desierto, en una de las orillas del río de arena Rheris.
Durante el viaje se colocó la primera piedra en el Centro Multifunción de Ouzina, un centro que se construirá mediante las aportaciones económicas de los socios de la Asociación Desierto de los Niños y que servirá para revitalizar esta pequeña población ubicada en medio del desierto. Permitirá tener un lugar para las consultas médicas, una sala de partos, una guardería y un aula para mayores entre otros.

Como viene siendo ya habitual la Fundación Alain Afflelou puso a disposición de 4 ópticos un coche Hyundai 4×4 con el cual se unieron a la caravana del “Desierto de los niños”. Los ópticos se encargaron de realizar graduaciones a todos los niños y adultos de las poblaciones marroquíes por donde pasó la caravana y a todas aquellas personas que lo necesitaron, se les regaló un par de gafas graduadas. También se repartieron gafas de sol. La Fundación Alain Afflelou puso igualmente, a disposición de los ópticos, todo el material necesario para llevar a cabo esta labor. De esta forma, pudieron aportar su gran experiencia y saber hacer.

En total, en 5 días, realizaron 507 revisiones visuales, de los cuales 212 fueron niños y 295 adultos, y de estos, necesitaron gafas 33 niños y 222 adultos. Igualmente se repartieron más de 350 gafas de sol, muy útiles, porque muchos adultos, sobre todo mujeres, debido a la prolongada exposición solar, padecen muchos problemas de cataratas, edemas corneales y pterigion. Todo este trabajo realizado va a ayudar a mejorar notablemente la calidad de vida de muchas personas.