A los pies del Atlas

19 de marzo de 2016

Hoy ha sido un día dedicado íntegramente a viajar. Los seis voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU han recorrido casi 600 kilómetros para empezar a atravesar Marruecos de norte a sur y llegar mañana al desierto. De momento, ya están a los pies del Atlas.

Durante el trayecto, han podido ver algunas ciudades desde su Hyundai H1, ya que el tiempo apremia y no es posible pararse en ellas para conocerlas a fondo. Sin embargo, las nueve horas de viaje les han permitido ir sacando conclusiones de cómo es la parte norte de Marruecos y vivir momentos entretenidos y divertidos.

El día lo han empezado con la moral muy alta, ya que las 160 personas que formamos la caravana solidaria “El Desierto de los Niños” les hemos dedicado un gran aplauso como reconocimiento a la labor que van a realizar.

Ya en ruta, y a través de la emisora por la que nos comunicamos entre los coches de la caravana, los voluntarios nos han dedicado una canción muy chula: algo así como el “himno” de la Fundación ALAIN AFFLELOU. Le han puesto muchísimo entusiasmo, aunque todo indica que han desafinado considerablemente, ya que no ha parado de llover durante toda la primera parte de la ruta de hoy. Así que… tendrán que seguir ensayando. Seguro que mañana lo clavan. Ah, la letra del “himno” os la escribiremos aquí mismo en cuanto nos la pasen; Lidia (Cobas), la veterana del grupo, se ha comprometido a ello. Y Marisa (Sánchez), que a partir de ahora la vamos a llamar “la cantante” por informaciones confidenciales que nos han dado sus propios compañeros, promete interpretar el “himno” ella sola ante todos los que vamos en la caravana. Creemos que va de farol. El último día del viaje, en la fiesta de despedida, veremos si se atreve.

Mientras, Rubén (Sánchez) ha alucinado con cómo hay que conducir por las ciudades marroquíes. Con cara de susto nos ha comentado que “pensaba que la conducción extrema la íbamos a hacer en el desierto, pero está claro que lo de aquí es insuperable. Cuando vi el vídeo de “11 años ayudando” todo parecía mucho más fácil”. Cecilia (Cuadrado) va más allá y considera “caótico no sólo el tráfico, sino el conjunto de la actividad en las ciudades. Eso sí, ya en carretera, los paisajes son alucinantes”. Algo parecido piensa María (López), que esperaba paisajes diferentes a los de su O Carballiño… “y me he encontrado un Marruecos muy verde, lluvioso y muy bonito. Aunque ya tengo ganas de llegar al desierto”.

Paisaje entrando en Tanger

Otra de las razones por las que María quiere llegar cuanto antes al desierto es para acabar con las horas de carretera… y con las horas de Sonia (Guasque) a los mandos del micro de la emisora. Al igual que ayer, sigue siendo la más espontánea del grupo: hoy lo ha demostrado marcando la pauta con varios “mensajes indescifrables” de radio.

Mañana más carretera para todos, lo que implica convivencia y diversión. Sin duda un buen aperitivo para cuando empiece lo bueno, lo que realmente les ha motivado a venir aquí: revisar los ojos de quienes más lo necesitan en el sur de Marruecos.