s

Tag Archives: Salud visual infantil

Apps de salud visual y cuentos de personajes con gafas

Tu hijo no ve bien y después de una revisión visual le han puesto gafas. Te preocupas: ¿cómo se lo tomará? Te ofrecemos un listado de cuentos que hablan sobre cómo sobrellevar ese cambio y aceptarse así mismo. Además, si tu hijo no lleva gafas, la lectura de estos cuentos te ayudará a educarle en la integración y la aceptación de los niños con gafas de una manera natural. 

Los profesores, perfil clave para detectar problemas visuales en la infancia

El 30% de los casos de fracaso escolar en menores se debe a problemas visuales. Por ello, la Fundación ALAIN AFFLELOU ha desarrollado una formación sobre salud visual infantil para docentes de la Comunidad de Madrid.

La Fundación ALAIN AFFLELOU realiza cerca de 700 revisiones visuales en la caravana ‘El Desierto de los Niños’

Un año más la Fundación ALAIN AFFLELOU ha aprovechado las vacaciones de Semana Santa para unirse a su cita anual de El Desierto de los Niños. Muy emocionados, los franquiciados y empleados de la compañía óptica han puesto toda la ilusión para colaborar en esta 12ª edición de la caravana solidaria.

Un total de seis ópticos-optometristas, en representación de la Fundación ALAIN AFFLELOU, se convirtieron en los embajadores de esta aventura solidaria y recorrieron un total de 2.223 kilómetros en el país vecino. Desde la salida el 18 de marzo en Tánger hasta la llegada a Almería el pasado 26 de marzo, Lidia Cobas (Santander), Rubén Sánchez (Mataró – Barcelona), Cecilia Cuadrado (Bilbao), Mª del Carmen López (Orense), Mª Isabel Sánchez (Barcelona) y Sonia Guasque (Valencia), han trabajado muy duro para mejorar la salud visual de menores y adultos en las pequeñas poblaciones que iban visitando en Marruecos.

En 2015, diez ópticos de la Fundación ALAIN AFFLELOU se unieron a la caravana solidaria y consiguieron batir record de revisiones y gafas graduadas entregadas respecto a otros años. En esta edición 2016, a  pesar ser menos personas, se han acercado bastante a los resultados del año pasado: durante los ocho días de recorrido, los ópticos de ALAIN AFFLELOU, gracias a un vehículo cedido por Hyundai, han realizado cerca de 700 revisiones visuales. Tras este chequeo visual, los voluntarios de la Fundación entregaron más de 300 gafas graduadas.

Además, las gafas de sol se han convertido en un artículo de primera necesidad en Marruecos debido a la constante exposición al sol y los problemas de salud visual que esto genera. Por ello y, con el objetivo de reducir los abundantes casos de cataratas, edemas corneales o pterigión tan comunes en la zona, los profesionales de la firma óptica han entregado un total de 637 gafas de sol.

“Desde la Fundación ALAIN AFFLELOU nos sentimos muy orgullosos de poder colaborar en esta iniciativa. Año tras año, nuestros voluntarios trabajan muy duro durante las vacaciones de Semana Santa  para conseguir mejorar la salud visual de cientos de personas. Es una cita muy esperada por todos y tenemos ganas de seguir poniendo nuestro granito de arena en ‘El Desierto de los Niños’ los próximos años” indica Eva Ivars, vicepresidenta de la Fundación ALAIN AFFLELOU.

La labor de esta expedición solidaria se completó además con visitas a dos centros con los que ya había colaborado ‘El Desierto de los Niños’ en otras ediciones. Primero pasaron por una guardería de Tamaarkite para poder comprobar su estado tras las obras de restauración que habían llevado a cabo. La segunda visita tuvo lugar en una escuela para niños discapacitados que la caravana solidaria tiene en Erfoud.

Todos los integrantes de la caravana solidaria, recién llegados a España, ya piensan con ilusión en la edición 2017. Allí volverán a estar los representantes de la Fundación ALAIN AFFLELOU para seguir apoyando esta iniciativa en el país vecino. Desde que en 2011 la firma decidiera sumarse a la expedición ‘El Desierto de los Niños’, más de 40 ópticos han colaborado en la aventura, realizado más de 3.000 revisiones de la vista y regalando más de 1.300 gafas graduadas y más de 3.200 gafas de sol.

“Ha sido una experiencia muy bonita en todos los sentidos”

Hoy los voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU han realizado gran parte del recorrido de vuelta a casa con sentimientos entremezclados. Durante los 600 kilómetros de las complicadas carreteras que separan Erfoud de Nador, se les han pasado por la cabeza pensamientos de todo tipo: por un lado ya echaban de menos el cariño de los niños marroquíes y la amabilidad y el agradecimiento continuo de los adultos; por otro, también nos reconocen que tienen ganas de ver a sus familias y contarles la experiencia vivida. Queda muy poco para eso; una vez a bordo del barco que desde Nador les llevará esta noche a España, mañana se encontrarán con ellos.

Equipo de Afflelou en furgoneta de vuelta
Los momentos emotivos y de reflexión para nuestros voluntarios comenzaron anoche, cuando todos los integrantes de la caravana de “El Desierto de los Niños” les homenajearon públicamente tras la cena de despedida. Lidia, Rubén, Marisa, María, Sonia y Cecilia recibieron un largo aplauso en reconocimiento a su labor de ayuda.
Ya hoy, entre bache y bache a bordo de la furgoneta Hyundai H1, mientras veían el Atlas nevado a lo lejos o atravesaban las áridas planicies de Marruecos, cada uno de ellos nos ha contado lo vivido estos intensos ocho días. “Estuve aquí el año pasado y sabía que esto es duro: son muchos kilómetros de malas carreteras y muchas horas de trabajo sin apenas descanso, pero poder ayudar a estas personas, que lo necesitan mucho, te hace sentir extraordinariamente bien”, nos dice emocionada Lidia. Para Rubén, más reflexivo, “ha sido una experiencia muy bonita en todos los sentidos. Y también me gustaría destacar la buenísima convivencia con mis cinco compañeras”.

IMG_3044
Las palabras de Marisa lo dicen todo: “Intentaré volver a El Desierto de los Niños, me ha encantado… la experiencia ha sido genial”. María, por su parte, echa la vista atrás y nos cuenta con su ternura habitual que, “cuando empezó el viaje, me imaginaba que todo iba a ser más tranquilo, pudiendo parar a visitar algunos de los pueblos bonitos que hemos visto desde la furgoneta y realizar las graduaciones con algo más de calma. Pero una vez acabado, ya pudiendo reflexionar tranquilamente lo vivido, la verdad es que me ha encantado. Volvería… ¡seguro!”.
Sonia, por su parte, nos explica que “llevaba tres años intentando venir a El Desierto de los Niños, quería vivir esta experiencia… y la verdad es que ha merecido la pena, ha sido increíble”. Mientras, Cecilia concluye que “participar en esta aventura solidaria me ha hecho reflexionar sobre cómo se vive aquí… sobre las necesidades que tienen estas personas y cómo las resuelven”. Ya tiene claro que algunas de esas necesidades, como por ejemplo ver bien y cuidar sus ojos, quizá no son las más importantes, pero sí les van a ayudar a mejorar su vida. Y han sido ellos, los voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU, quienes han aportado ese granito de arena.
Lidia, Rubén, Marisa, María, Sonia, Cecilia… muchas gracias a todos, El Desierto de los Niños os agradece infinitamente vuestra extraordinaria ayuda.
IMG_3153

Mucho trabajo y una gran recompensa

Si el día de ayer en Merzane fue muy intenso para los voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU, el de hoy lo ha sido aún más en los Palmerales de Erfoud. Pero la recompensa es muy grande: 150 niños y 70 adultos de este pequeño pueblo van a ver bien, a partir de ahora, gracias a su labor solidaria.

Comprobando vista de niño con sus hermanos alrededor
Ha sido una jornada en la que el trabajo previo realizado por la Fundación ha dado sus frutos. Al haberse efectuado revisiones en años anteriores en este pueblo de unos 1.000 habitantes, los voluntarios de ALAIN AFFLELOU aprovecharon entonces para explicar al profesorado del colegio cómo detectar qué niños podían tener problemas de visión mediante unos test muy fáciles de llevar a cabo.

Esos resultados determinaron qué niños debían ser atendidos este año: una labor de preselección muy acertada, ya que en esta ocasión ha permitido revisar la vista a quienes más lo necesitan, tanto a niños como a adultos. Y por ese motivo el trabajo de hoy de Lidia, Marisa, Sonia, Cecilia, Rubén y María ha sido más intenso, porque todos cuantos han pasado por sus manos presentaban anomalías en la visión. Además, y como nos han explicado ellos mismos en el poco tiempo que han tenido, “realizar una revisión a un niño lleva bastante más tiempo que a un adulto, ya que cuesta más hacerle comprender lo que se le indica”.

Lidia ayudando a colocarse a un señor mientras niños la observan desde fuera
También nos han querido comentar lo extraño que les resulta que aquí en los Palmerales de Erfoud, una población más desarrollada que por ejemplo la de Merzane, visitada ayer, hayan detectado problemas más graves: varios casos de personas con 10 dioptrías y dos (un hombre y una mujer) con 20.

María, Rubén, Cecilia, Sonia, Marisa y Lidia vuelven mañana a España tras realizar un trabajo encomiable que todos los que estamos aquí valoramos y aplaudimos. Además, han congeniado con los 170 participantes de la caravana de “El Desierto de los Niños” de una manera excepcional. Anoche, pese a llegar tarde al hotel tras una dura jornada, quisieron participar en una pequeña fiesta de disfraces en la que nos sorprendieron como mimos. Y también fue sorprendente que otros integrantes de la caravana quisieran homenajearles vistiéndose con sus indumentarias habituales de la Fundación ALAIN AFFLELOU y realizar una pequeña actuación imitando su gran labor. La verdad es que “los Afflelou” aquí son muy queridos por todos. Y por eso siempre se les reserva un sitio especial en la foto de familia que esta mañana a primera hora, antes de partir a los Palmerales de Erfoud, se han hecho con todos nosotros.

Con todos los asistentes del Desierto de los niños
Mañana durante el viaje por carretera hasta Nador, para luego embarcar hacia Almería, seguro que tienen tiempo para contarnos cómo han vivido esta experiencia y, una vez hecho el recuento final, saber cuántas revisiones han realizado. Cada una de ellas merecerá nuestro aplauso.

Día intenso en Merzane

Hoy ha sido un día muy intenso para nuestros voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU integrados en la caravana “El Desierto de los Niños”. Lidia, Marisa, Sonia, Cecilia, Rubén y María han comenzado la jornada a las siete y media de la mañana en las dunas cercanas a Hassi Labiad, donde ayer revisaron la vista a 202 personas. Antes de partir a Merzane, el pueblo donde han ayudado hoy, querían hacerse una foto de recuerdo en la fina arena del desierto; y, como se puede ver, se lo han pasado de lo lindo. Han sido unos minutos divertidos y de relax necesarios para coger energía, ya que en Merzane les esperaban sus aproximadamente mil habitantes.

Equipo Alain Afflelou en dunas temprano
El camino a su nuevo destino ha sido de sólo 72 kilómetros, pero han tardado más de lo previsto. Y es que en la parte final del trayecto había que recorrer una pista muy arenosa que obligaba a tomar muchas precauciones. Y la verdad es que las han tomado. Sin embargo, se han quedado dos veces atascados con su Hyundai H1. Con mucha determinación, se han bajado a empujar el vehículo y solucionar el pequeño problema. Ni siquiera han pedido ayuda a los dos coches de la caravana que les acompañaban o al camión Aquarius, que cerraba la expedición.
Con el buen humor que todos ellos se toman las lógicas incidencias de un viaje de estas características, hoy han querido obsequiarnos a través de la emisora con una canción muy especial: la del “cumpleaños feliz”. Se la han dedicado a su compañera Sonia el día en el que ha alcanzado su cuarto de siglo de existencia. ¡Felicidades Sonia!
El recibimiento al llegar a Merzane ha sido a lo grande, todos sus habitantes les esperaban con los brazos abiertos. Eso sí, el trabajo ha sido muchísimo, motivo por el cual hoy nuestros seis voluntarios no han tenido tiempo de contarnos sus vivencias del día como hasta ahora ha sido habitual. Les entendemos: lo primero es lo primero. Lo que sí nos han pedido es que agradezcamos públicamente la ayuda que ayer tuvieron de Laura Dalmau, futura periodista que ha venido a El Desierto de los Niños con sus padres, y la que hoy han tenido de Rebeca Martínez, la esposa de José Vicente Olivares, el experto conductor responsable de que el camión Aquarius llegue siempre a tiempo y en perfecto estado.

Descargando material
A falta de un recuento final exacto, todo indica que los voluntarios de la Fundación ALAIN AFFLELOU han revisado hoy la vista a 60 adultos y 140 niños en una pequeña casa del pueblo que han habilitado para la ocasión. Un gran trabajo, realizado en nueve intensas horas, que en Merzane nunca van a olvidar.
Mañana les espera su cuarto y último día de revisiones en uno de los pequeños pueblos de los palmerales cercanos a Erfoud. Seguro que María, Rubén, Cecilia, Sonia, Marisa y Lidia vuelven a dejar huella.