arrow-left
cross

Soluciones de control de miopía en niños

Soluciones de control de miopía en niños

La miopía es uno de los problemas más comunes en niños. Una vez identificado por un profesional, existe la preocupación de cómo controlar la miopía.

Foto niño leyendo un cuento

¿Se puede curar la miopía en niños?

Hay tratamientos para el control de la miopía en niños con los que se puede reducir su progresión. Sin embargo, esta enfermedad no tiene cura. Con la corrección con gafas o lentillas, es posible mejorar la visión y que los niños puedan ver sin mayores dificultades. Eso sí, es importante estar atento a cualquiera de los síntomas que se presenten y que ya te hemos adelantado. Aunque esto no impide que la miopía siga creciendo, por eso es necesario una vez que aparece, iniciar un tratamiento de control de miopía para ralentizar su progresión.

La intervención y detección temprana en niños con miopía es la clave para reducir el impacto de la miopía en su salud ocular a largo plazo y mejorar su vida futura.

Pedir cita online

Tratamiento de Miopía en niños

Es esencial saber que la miopía crece irrevesiblemente durante la niñez y la adolescencia. Por eso, es importante intervenir justamente durante ese periodo. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores son los resultados.
 
Existen actualmente distintos tratamientos para el control de la miopía en niños que hacen que progrese lo más lentamente posible. No podemos curarla pero sí podemos disminuir la velocidad a la que el ojo crece y, por tanto, que aumente más despacio la miopía. Todos ellos están respaldados por evidencia científica, existiendo múltiples estudios que demuestran su efectividad. Son:

Tratamiento farmacológico: dosis bajas de atropina

Una dosis baja de este medicamento a diario, puede retrasar la progresión de la miopía en los niños, lo que evita una miopía severa. Se hace bajo prescripción de un oftalmólogo.

Lentes de contacto blandas de desenfoque periférico

Son lentes de contacto desechables para control de miopía, diseñadas para su uso en niños. Como los demás tratamientos ópticos funcionan con unas zonas de desenfoque periférico que contribuyen a que el ojo crezca más despacio.

Ortoqueratología (Ortho-K)

Lentes de contacto diseñadas y adaptadas para cada paciente que corrigen la miopía al tiempo que producen un efecto de control del crecimiento axial en el ojo. Se usan durante la noche y se retiran por la mañana. Durante el sueño el ojo se adapta a la curvatura de la lente para aplanar temporalmente la córnea de manera que, al retirarla por la mañana, el niño puede disfrutar de una correcta visión durante el día sin necesidad de usar gafas ni lentes de contacto. 

Gafas con lentes oftálmicas especiales

Diseñadas con una zona central que corrige la miopía para ver bien y unas zonas en perfieria con desenfoque, que son las que actúan para reducir el crecimiento del ojo y, por tanto, de la miopía, pero que no afectan a la buena función visual del niño. 

Se deben usar monturas cómodas y que sean acorde a su edad y a las actividades que hace a diario. Es importante que las monturas se ajusten perfectamente.

Descubre nuestras gafas para niños

Detección temprana de la miopía en niños

Para detectar la miopía en niños es muy importante realizar revisiones de la vista con su optometrista u oftalmólogo desde los 3 años aproximadamente. Lo primero es detectar si tienen antecedentes familiares de miopía u otros factores de riesgo. Los especialistas son aliados claves para prevenir o tratar esa enfermedad.

En caso de necesitar un diagnóstico puedes pedir cita online o acudir a tu óptica ALAIN AFFLELOU más cercana.