cross
loupe
cross
arrow-left
cross
contacta con nosotros
geoloc Localiza tu óptica Pedir CITA Pedir cita

La Miopía

Definición de la miopía

La miopía es un trastorno de la visión que se caracteriza por no ver bien de lejos. Puede detectarse cuando un sujeto tiene dificultades para ver correctamente a una distancia superior a un metro. La miopía empieza a presentar sus primeros síntomas durante la infancia o la adolescencia. Es un trastorno que se corrige muy fácilmente, en particular gracias al uso de cristales graduados, siempre y cuando se diagnostique.

 

¿No ves bien de lejos? Podría ser miopía

Una mala visión de lejos puede explicarse por la miopía. Para detectar este trastorno de la visión, se debe estar atento a varios síntomas. Por ejemplo:

  • En clase, si te sientas en las filas de atrás y te resulta difícil, o incluso imposible, leer lo que está escrito en la pizarra.
  • En casa, tienes que sentarte más cerca de la tele para ver bien las imágenes.
  • Te resulta imposible leer un libro, tu smartphone o tu tableta a una distancia superior a 30 cm.

 

¿Estos casos te recuerdan algo? Podría ser miopía

Para saber si realmente necesitas lentes correctoras, no deberías dudar en pedir cita con un médico oftalmólogo.

 

¿Cómo corregir la miopía en los jóvenes?

Los adolescentes pueden recurrir a dos tipos de corrección: las gafas y las lentillas. Es importante saber que, aunque se favorezca el uso de lentillas, siempre hay que tener un par de gafas graduadas. En caso de miopía fuerte, la montura debe ser la adecuada para encajar los cristales correctores. Estos son frecuentemente más gruesos, aunque a día de hoy se puede optar por una reducción de cristales. 
Aunque a muchos adolescentes les encanta llevar gafas, por un efecto de moda, una miopía fuerte puede ser el motivo por el que algunos jóvenes prefieren usar lentillas. En efecto, cuanto mayor es la miopía, más gruesos serán los cristales, y por detrás de éstos, los ojos parecen más pequeños.
Las lentillas son una solución para corregir la miopía. Ante de comprar lentillas, primero hay que realizar un examen de vista con un oftalmólogo y luego unas pruebas con el óptico.