cross
loupe
cross
arrow-left
cross
Contacta con nosotros
geoloc Localiza tu óptica Pedir citaPedircita Pedir cita

La lectura en las pantallas luminosas

Una exposición permanente

Una exposición permanente

Hoy en día, todas las casas están llenas de pantallas. Entre las televisiones, los ordenadores, las tablets y los smartphones, siempre estamos delante de una pantalla.

Por consiguiente, nuestros hijos están también expuestos todos los días y el número de horas que pasan delante de las pantallas no deja de aumentar, cada vez con menos edad.


Los niños pueden pasar hasta 6 horas al día delante de una pantalla, es decir más de 40 horas por semana.


Los adolescentes y los jóvenes adultos pertenecen a la generación conectada.

Es una población que pasa cada día mucho tiempo delante de las pantallas. Ordenadores, smartphones, tablets, televisión... La exposición es permanente.

Tanto en casa como en la oficina, siempre estamos expuestos a pantallas (ordenadores, smartphones, tablets o televisión).

Pero el informe de la asociación francesa ASNAV, Asociación Nacional para la Mejora de la Vista, resulta inapelable: los adultos de 20 a 40 años pasan una media de 4 a 5 horas al día delante las pantallas. Más de la mitad de ellos, el 51%, padecen trastornos de la vista.

Los mayores de 40 años son la población que pasa menos tiempo delante de las pantallas. Según la ASNAV, Asociación Nacional para la Mejora de la Vista, los individuos de al menos 40 años pasan una media de 3 h 25 al día delante de las pantallas. Sin embargo, sigue siendo necesario protegerse para cuidarse la vista.



Consecuencias de una exposición prolongada

El tiempo que dedicamos a las actividades deportivas se ha reducido a favor del tiempo pasado detrás de las pantallas. Este fenómeno tiene graves consecuencias sobre la salud (diabetes, obesidad o patologías cardiovasculares) y la vista.

Hoy en día, siempre según la ASNAV, 6 de cada 10 personas que trabajan con pantallas padecen fatiga visual. Aunque el trabajo con pantalla no sea la causa de patologías visuales, sí que puede aumentar trastornos de la vista ya presentes, favoreciendo una miopía comportamental, vinculada a una progresiva deformación del cristalino.

Responsable frente a las pantallas

Para reducir los riesgos de trastornos de la vista, es indispensable tener una actitud responsable tanto en casa como en la oficina.

Para preservar tus facultades visuales, haz pausas con regularidad para descansar tus ojos. Estas pausas deben hacerse cada 30 minutos y serán de por lo menos 5 minutos. Si trabajas delante de una pantalla, asegúrate de que tu puesto de trabajo sea ergonómico.

Cuídate, una exposición prolongada a las pantallas puede sensibilizar tus ojos. Si te pasa, tendrás picores, enrojecimiento o sequedad. También se puede padecer fatiga ocular, ésta genera trastornos pasajeros de visión así como dolores de cabeza.

Algunos consejos para preservar tu vista:

  • Coloca tus pantallas perpendicularmente a las ventanas para optimizar la luminosidad.
  • Si trabajas con un ordenador, mejor con pantalla grande (mínimo 17 pulgadas).
  • Coloca tu lámpara a la izquierda si eres diestro y a la derecha si eres zurdo.
  • Si usas lentes correctoras o lentillas, es indispensable llevarlas puestas.
  • Hazte revisar la vista cada 2 a 3 años.