cross
loupe
cross
arrow-left
cross
Contacta con nosotros
geoloc Localiza tu óptica Pedir citaPedircita Pedir cita

¿Qué soluciones elegir para mis lentes de contacto?

¿Qué soluciones elegir?

¿Qué soluciones elegir?

Es importante elegir bien el producto de mantenimiento. Cuidando las lentillas, proteges tus ojos de las infecciones. Para que las lentillas sigan siendo eficaces, se deben limpiar todos los días.

El producto de mantenimiento eliminará completamente las bacterias y el polvo presente en las lentillas. Por eso se deben limpiar cada noche después de quitárselas.

Los productos de mantenimiento procederán en 3 etapas fundamentales: la descontaminación, la limpieza y el enjuague.

Existen varios tipos de productos de mantenimiento: las soluciones multifunciones y las soluciones antioxidantes.

Las soluciones multifunciones:


Están muy solicitadas porque son muy fáciles de utilizar. Son soluciones “todo en uno”. El frasco permite llevar a cabo varias operaciones con las lentillas. Las lentillas se pueden desinfectar, limpiar y enjuagar.

Las soluciones multifunción contienen distintos agentes químicos y hacen que las lentillas sean más cómodos de llevar. Contrariamente a las soluciones oxidantes, este tipo de producto requiere que el usuario masajee y aclare sus lentillas para que los agentes químicos puedan actuar de manera eficaz.

Ejemplo de soluciones multifunción:


Lentillas rígidas = Total car (Amo), Concerto Rígidas (Cooper vision)

Lentillas flexibles = Solo car aqua (Ciba vision), ReNu o Biotrue (Bausch and Lomb)

Las soluciones oxidantes:

Este tipo de producto está sobre todo adaptado a los usuarios de lentillas que tienen los ojos sensibles. En efecto, estas soluciones no contienen conservantes y por lo tanto permiten evitar las irritaciones o las inflamaciones. Cuando las lentillas no se usan con frecuencia, no se pueden conservar en soluciones oxidantes. Por lo tanto, no podrás dejar tus lentillas durante más de 24 horas en su estuche con el producto, será necesario volver a limpiarlas. Tampoco será necesario masajear las lentillas.

Contrariamente a las soluciones multifunción, con las soluciones oxidantes se tienen 2 productos bien diferenciados, por lo tanto hay que prestar atención cuando se compran estos productos: uno de los frascos contiene una solución limpiadora y de enjuague bastante potente y el otro contiene una solución neutralizante.

La solución no neutralizada contiene un agente químico muy tóxico, este producto no se debe poner nunca en contacto directo con el ojo. No se deben enjuagar las lentillas con este producto sino con el frasco previsto para el enjuague. En caso de contacto con el ojo, podrás notar una sensación de quemadura.

Elije estas lentillas si:

  • tienes los ojos sensibles
  • tus lentillas tienen tendencia a ensuciarse al cabo de uno o varios días de uso

Ejemplo de soluciones oxidantes:

EasySept (Bausch and Lomb)

Hay que comparar las ventajas e inconvenientes de cada solución y elegir el producto de mantenimiento más adecuado a cada situación.

Sin embargo, para cuidar las lentillas y evitar las infecciones, hay que seguir varios pasos fundamentales:

  • Lávate las manos con un jabón con PH neutro antes de todo contacto con las lentillas
  • No pongas las lentillas en contacto con el agua del grifo
  • Limpia las lentillas todos los días
  • Empapa la lentilla con la solución. Añade unas gotas del producto sobre la lentilla, masajea con delicadeza y enjuaga la lentilla con el producto.
  • Respeta la fecha de caducidad del producto de mantenimiento. Se puede conservar el frasco hasta 2 o 3 años antes de abrirlo. Una vez abierto, se deberá cambiar de frasco después de 3 a 12 meses de uso.

En caso de sentir alguna molestia, quítate las lentillas inmediatamente y consulta con un oftalmólogo si los síntomas continúan.